Buenas prácticas

Leer más
Compartir
Una empresa cuenta con más de 600 empleados, de los cuales el 20% tienen 57 años o más. Las líneas de producción exigen altos niveles de especialización por lo que es costoso contratar y formar nuevo personal. Para garantizar la continuidad de producción y reducir la rotación de personal así como para evitar la pérdida de habilidades y experiencia valiosa, la empresa introdujo un esquema de tutoría.
Un taller de costura de 3000 empleados recibió quejas de los mismos acerca del trabajo y las condiciones laborales. A causa de los movimientos repetitivos los empleados se quejaron de cansancio ocular y de la exposición continuada a ruidos y vibración. Por ello la calidad del trabajo se redujo significativamente, lo cual supuso las quejas de los clientes. La empresa decidió mejorar el entorno de trabajo.
Una pequeña empresa de tejados se enfrentaba a una alta tasa de problemas de salud física, principalmente en relación a las duras condiciones de trabajo en el exterior. A medida que sus trabajadores se hacían mayores las lesiones y los trastornos musculoesqueléticos crónicos hacían que tres de cada diez trabajadores estuvieran regularmente de baja por enfermedad. La empresa se dio cuenta de que tenía que tomar cartas en el asunto.
La mayoría de los trabajadores de una empresa de pinturas tienen más de 55 años. A causa de una alta tasa de absentismo por enfermedad y la jubilación anticipada, la empresa se enfrentaba a una inminente escasez de trabajadores. Se dio cuenta de que necesitaba poner en marcha un programa de gestión de la edad para apoyar a los trabajadores de más edad.
  • No hay más resultados